Exigente y peculiar, Aimé Salon, dio forma al champagne de sus sueños: un blanc de blancs sin parangón. Concebido en un principio para su disfrute personal, este champagne no se dio a conocer al público hasta la década de 1920.

Este champagne procede de una parcela de una hectárea llamada «Jardín Salon» y de otras diecinueve pequeñas parcelas de Le Mesnil-sur-Oger, seleccionadas por Aimé Salon a principios del siglo XX. La increíble complejidad y finura de este vino se adquieren a lo largo de al menos diez años de crianza en las cavas de Salon.

ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra

const lightbox = GLightbox();