Étienne Calsac es un joven vigneron, que surge en la nueva ola de elaboradores artesanales de champagne, cuya corta trayectoria, está dando más que hablar. En el año 2010, a la edad de 26 años, se hace cargo de los viñedos de sus abuelos.  Curiosamente, Étienne posee un Clos (finca de viñedo cercado por un cierre de amurallado) en Avize, algo raro en Champagne. Tras hacerse cargo del nuevo proyecto, Étienne, ha dado un giro de 180º el negocio. Su filosofía se basa firmemente en la viticultura orgánica.

No utiliza herbicidas y ara los suelos con un caballo. Las plantas cubren los cultivos para 

mantener los suelos vigorizados, lo que permite que las raíces penetren más profundamente en los suelos calizos y arcillosos. Él siente que le da a las vides la capacidad de expresar mejor sus terruños únicos, algo que no ha sido la norma en Champagne a lo largo de los años. Étienne se preocupa profundamente también por lo que sucede en la bodega. Vinifica cada parcela por separado antes de ensamblarlas, con el fin de resaltar las características individuales de cada parcela. Su estilo ya es evidente en toda la gama, creando un champagne con características muy personales, con una mineralidad marcada. Utiliza dosis bajas de sulfuroso y permite que se sus vinos realicen la fermentación maloláctica. 

ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra