En el mundo del vino hay muchos buenos viticultores. Sin embargo, solo hay unos pocos muy selectos que son realmente grandes, y Auguste Clape pasará a la historia como uno de los grandes. Un pionero orgulloso e intransigente de la elaboración de vinos finos en el Ródano del Norte,sus Syrahs de la crude Cornas se han ganado su lugar entre los vinos más célebres de Francia. Los Clape han sido viticultores durante muchas generaciones. 

Pero las infames huelgas de productores de 1906 y 1907 obligaron al abuelo de Auguste a

 abandonar el Languedoc y trasladarse al Ródano del Norte para empezar de nuevo prácticamente desde la nada. Los Clape reconstruyeron sus fortunas, terraza por terraza, a lo largo de las empinadas laderas occidentales del río Ródano. Durante muchos años, la mayoría de los productores de Cornas vendieron su fruta a negociantes. Auguste fue el primero en embotellar su propio vino, lo que finalmente allanó el camino para superestrellas contemporáneas como Thierry Allemand. Sin pretensiones ni fanfarrias.

ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra