Fueron varias generaciones las que sucedieron Château Lafleur, hasta que en 1984 tomaron las riendas del negocio Jacques Guinaudeau y su esposa Sylvie, siendo únicos propietarios en el año 2001. Château Lafleur produce vinos reconocidos mundialmente y obtiene las mejores puntuaciones de críticos como Robert Parker. Además, cuenta con el asesoramiento externo y comercial de la casa Jean Pierre Moueix, propietarios de Château Pétrus en Pomerol.

Desde el año 2002, Baptiste Guinaudeau, hijo de Jacques y Sylvie, junto con su pareja Julie, se incorporaron en el negocio familiar dando un apoyo total y efectivo. La presencia de ambos ha provocado que la saga continue, así como la aportación de nuevas ideas de estos dos pequeños genios. Desde entonces, las cosas en Château Grand Village han cambiado sustancialmente, aportando y otorgando el mismo interés que a su hermano mayor, Château Lafleur.

La familia Guinaudeau hizo de Grand Village su vivienda habitual para mejorar e incrementar la calidad de sus vinos. La filosofía Guinaudeau les lleva a huir de los vinos de "moda", donde son presentes los excesos de sobremadurez y las largas maceraciones. Comparan sus vinos con el té: "cuanto más tiempo de contacto tenga el té con el agua, más fuerte será, pero sin un buen sabor".


NUESTROS PRODUCTOSConoce nuestra selección de vinos.

ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra

const lightbox = GLightbox();