Château d'Yquem era casi inglés. Durante la Edad Media, de hecho, la finca pertenecía al Rey de Inglaterra, que también era duque de Aquitania en ese momento. En 1453, el sudoeste de Francia fue nuevamente puesto bajo el dominio de la corona francesa por Carlos VII y se ha mantenido francés desde entonces. Un siglo y medio después, en 1593, un descendiente de una familia noble local, Jacques Sauvage, recibió la tenencia feudal sobre Yquem. Los archivos del departamento de Gironda, así como los del castillo, muestran que las prácticas especiales de viticultura y cosecha tardía ya existían en este momento. Unos años más tarde, la familia Sauvage construyó el castillo y pacientemente comenzó a constituir el viñedo actual, parcela por parcela. La familia se convirtió en la propietaria de Yquem en 1711, durante el reinado de Luis XIV (cuando ya habían recibido el estatus de noble). En 1785, Françoise Joséphine de Sauvage d'Yquem se casó con el conde Louis Amédée de Lur-Saluces. Tres años después, en 1788, el conde murió después de un accidente de equitación. Su joven viuda se convirtió así en la jefa de la familia y mostró una perspicacia extraordinaria en la administración de la finca. El vino ya era muy apreciado por los conocedores famosos de la época, como Thomas Jefferson. Françoise Joséphine, una firme opositora de los excesos de la Revolución Francesa que fue encarcelada en dos ocasiones, logró conservar la propiedad familiar y hacer que Yquem prospere. Ella construyó una nueva bodega en 1826 con su mayordomo Garos, un paso audaz en ese momento, transformando la finca en un verdadero negocio y desarrollando su reputación internacional. Fue durante su tiempo como jefe de Yquem que se perfeccionó el método de selección en varios pases.

NUESTROS PRODUCTOSConoce nuestra selección de vinos.

ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra

const lightbox = GLightbox();