El documento más antiguo que poseen sobre la historia de la familia está fechado en 17 de junio de 1395 y refiere que el Señor de Gelida estableció una enfiteusis, (censo), sobre el Mas de la Torrevella, (actual ubicación de la finca Can Martí y de sus Masías, Can Martí de Baix y Can Martí de Dalt), a favor de su antepasado directo Jaume Miquel, con "todas sus casas, edificios, campos, viñas, tierras, bosques, huertos, honores y otras posesiones, aguas, acueductos, entradas y salidas y todos sus derechos y pertenencias que son del Mas o le pertenecerán en el futuro, sean cuales fueren".

La historia más reciente enlaza con el bisabuelo, Marc Mir, del que en 2004 se ha cumplido el centenario de su fallecimiento, cuya generosidad permitió la replantación de viñedos en el Penedès tras la plaga de la filoxera que arruinó la región a finales del siglo XIX, y por cuyo motivo vio reconocidos sus méritos en Sant Sadurní d'Anoia con un monumento en la plaza del Ayuntamiento y una calle que perpetúa su memoria. A partir de 1951, su padre, Francisco Torelló, anticipándose al cambio económico del país orientó la trayectoria agraria tradicional de la familia hacia la industrialización vitivinícola iniciando la elaboración de espumoso y vino embotellado, con la uva de las viñas de la finca Can Martí.


ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra

const lightbox = GLightbox();