La historia moderna de la bodega Clos d’Agon arranca en 1987, cuando el matrimonio formado por Philippe Dambois y Danièle Bagon compran la propiedad. Asesorados por los catedráticos de la universidad de Montpellier André Crespy y Pierre Galet, y tras el detenido estudio de suelo y clima de la zona, deciden arrancar la viña antigua y plantar nuevas variedades especialmente aptas para la elaboración de vinos de calidad.                          Tras esa etapa, seis amigos suizos con intereses en el mundo del vino adquieren la finca en 1998, construyendo la actual bodega, completando la plantación de viñedo hasta llegar a las 16 ha y dejándose asesorar por el prestigioso enólogo Peter Sisseck.                           

Actualmente dos de aquellos seis amigos, Alfons Niedhart y Juerg Maurer, obstentan la propiedad de Bodegas Clos d’Agon y, desde 2008, la dirección técnica recae en manos del enólogo Miguel Coronado.                                La Bodega es una construcción moderna pero integrada en su entorno, levemente inspirada en la obra de Piet Mondrian. En el diseño operativo participó muy activamente Peter Sisseck, para así conseguir un desarrollo de los trabajos lo más racional posible. Por ejemplo, la zona de recepción de la uva se encuentra en una escala superior, lo que nos permite trabajar por gravedad en casi todo el proceso. Podríamos decir que la única tecnología usada durante los trabajos que se llevan a cabo en bodega es el control de la temperatura. Las salas de fermentación poseen tanques de acero termorregulados y la sala de crianza y el almacén están completamente climatizado. Los trabajos de construcción comenzaron en el año 2002 y finalizaron en 2006.                   

El viñedo se encuentra en el nacimiento de “Les Gavarres”, rodeado por los montes de este espacio natural, que configuran una especie de anfiteatro enfrentado al mar. Posee un clima mediterráneo influenciado por la Tramontana (aquí ya atenuada) y las brisas procedentes del Mediterráneo, el cual se puede ver desde todas las parcelas. Las viñas crecen en suelos de arcilla y pizarra con orientación principalmente Norte – Sur. La altitud de las parcelas oscila entre los 40 y los 140 m. Las variedades tintas empleadas son Syrah, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Merlot y las blancas Viognier, Marsanne y Roussane. Recientemente han reconvertido algunas parcelas para plantar Garnachas tinta, blanca y gris


ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra

const lightbox = GLightbox();