Huerta de Albalá se sitúa en Arcos de la Frontera, a una altitud de 150 metros. Una hermosa finca de suaves laderas que se extienden sobre 91 hectáreas con una larga historia que se remonta 2.000 años atrás, cuando los romanos ya eligieron asentarse en este enclave por su riqueza y belleza.

75 hectáreas de viñedo que compuesto por 225.000 cepas de las variedades Syrah, Merlot, Cabernet Sauvignon y Tintilla de Rota - variedad autóctona-. Todas ellas crecen en un privilegiado microclima generado por la proximidad del pantano de Bornos y la Sierra de Grazalema, así como diferentes tipos de suelo.

La bodega, de 4.600 metros cuadrados, es un modelo de armonía entre el edificio y el paisaje. De perfecta integración en el entorno, nuestras instalaciones al estilo "chateau francés" aúnan modernidad y tradición. En ellas, las nuevas tecnologías y los medios de producción de última generación se combinan con las técnicas de vinificación al más puro estilo artesanal.

La bodega gravitacional cuenta con dos dependencias: la primera está destinada a la producción de Barbazul, provista de depósitos de acero inoxidable. La segunda está dedicada a Taberner y Taberner nº1, donde se encuentran tinos troncocónicos de 5.000 litros de roble francés Allier.

Bajo la bodega se alojan 1.200 barricas también de roble francés Allier, procedentes de las mejores tonelerías francesas, seleccionadas tras años de investigación sobre la reacción del vino a robles de distintas procedencias.


ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra

const lightbox = GLightbox();