Así es como en 1999 fundan la bodega Mas Alta en Vilella Alta, en el corazón del Priorat. Convencen a unos amigos más, y adaptan la conocida hasta ese momento como Vinyes Mas Romaní, como su enclave desde el que elabora vinos de gran calidad, reflejo del particular terroir del Priorat, con un gran respeto al suelo, a la viña, al entorno, un respeto que reflejara la autenticidad y la elegancia de este Priorat que los enamoró.

Con el asesoramiento de sus amigos Michel Tardieu (enólogo en la Côte du Rhone) y Philippe Cambie, adquieren 35 Hectáreas de viñedos, todos sobre suelos de licorella con cepas de las autóctonas Garnacha y Cariñena. En algunas zonas, plantan cepas de Cabernet Sauvignon y Syrah para completar sus vinos. Y con un completo coupage de ellas se elaboran los vinos tintos del Priorat Mas Alta.

A la vez, cuentan con la colaboración de viticultores vecinos que tienen pequeñas parcelas de viñas viejas con viña de 50-80 años.

Las puntuaciones Parker de Bodegas Mas Alta y de otros críticos internacionales han llegado a los pocos años de nacer. Gran reconocimiento.


ç

GALERÍA DE IMÁGENESDate un paseo por la bodega

Realiza tu primera compra

const lightbox = GLightbox();